lunes, 1 de agosto de 2016

¡SALVEMOS LA ESPARRAGUERA DEL MAR MENOR, UNA ESPECIE ENDÉMICA EN PELIGRO CRÍTICO DE EXTINCIÓN!

Ejemplar en el tramo norte de La Manga (Fotografía de José Antonio López Espinosa).


Hace ahora tres años, se descubría para la ciencia una nueva especie de planta; La esparraguera que habitaba los últimos arenales de La Manga del Mar Menor y que había sido catalogada como esparraguera marina (Asparagus maritimus), constituía en realidad, como se sospechaba desde hacía tiempo, una especie independiente que fue denominada Asparagus macrorrhizus, o, vulgarmente, esparraguera del Mar Menor.

Ejemplar en el acequión de las salinas de Marchamalo.

La esparraguera del Mar Menor sería el único endemismo exclusivo del Mar Menor, es decir, una especie que sólo puede encontrarse en todo el mundo en los alrededores de nuestra laguna.

Frutos de la esparraguera del Mar Menor en diciembre. 

Hasta aquí las buenas noticias, pero ahora vienen las malas: Nuestra esparraguera se encuentra en peligro crítico de extinción. A nivel legal no tiene ningún tipo de protección, ya que el decreto de flora protegida no ha sido actualizado para incluir esta nueva especie. Se calcula que la expansión inmobiliaria de La Manga ha debido barrer más del 90% de la población originaria de la especie. El número total de ejemplares de esparraguera no debe superar en la actualidad los 600, de los cuales, posiblemente, menos de 200 se encuentran sobre espacios protegidos (Salinas de San Pedro y Lo Poyo). El grueso de la población de esta especie se asienta sobre suelo urbanizable del municipio de San Javier en el tramo norte de La Manga, muy principalmente sobre la zona de Veneziola y entorno del Puerto Tomás Maestre.  


Ejemplar en Veneziola. 

Ya tenemos el precedente en nuestra región de lo ocurrido con la zanahoria marina (Echinophora spinosa), una especie protegida, cuya principal población en la Región de Murcia fue erradicada de forma intencionada, dejando sus efectivos en peligro crítico de extinción a nivel regional. La administración regional no actuó en este caso, el autor de este atentado natural, de momento, sigue impune, y en la parcela donde se produjo el hecho se construye un hermoso dúplex. 

Dunas con los últimos ejemplares de Echinophora spinosa antes de su erradicación.

El mismo solar unos meses después. 


Al menos, la zanahoria marina es una especie presente en otras zonas del Mediterráneo, y su extinción a nivel regional, siendo trascendente, no tiene la extrema gravedad que supondría la desaparición en La Manga de la esparraguera del Mar Menor, cuya pérdida supondría la extinción total de una especie única en la tierra. 

¿Dejaremos que desaparezca esta parte singular de nuestro patrimonio natural? 

ENLACES.