miércoles, 2 de noviembre de 2016

Temporada de recogida de semillas (III).



Este año las precipitaciones de otoño se están haciendo esperar y la sequía que padecemos se está convirtiendo en algo muy preocupante. 



El mes de octubre, tradicionalmente muy lluvioso en el sureste ha sido muy poco generoso este año 2016. 

Los campesinos del Campo de Cartagena decían que la tierra tenía 'tempero' cuando, gracias a las lluvias, la tierra estaba húmeda y en buenas condiciones para realizar las plantaciones. A principios de noviembre, la tierra de nuestros montes todavía no tiene tempero por lo que no podemos llevar a cabo las reforestaciones previstas. 

Mientras llegan las ansiadas lluvias, aprovechamos el tiempo en la recogida de semillas de las diferentes especies de nuestros montes. 

Durante este mes de Octubre hemos recogido semillas de ciprés de Cartagena (Tetraclinis articulata) en la zona del barranco del Moro en Portmán.

Tetraclinis articulata en el Barranco del Moro, Portmán. 

Piñas de Tetraclinis articulata. 

Recogiendo las semillas de un gran ejemplar de ciprés de Cartagena.

Durante el mes de Octubre también han ido madurando los frutos del acebuche u olivo silvestre (Olea europaea). El acebuche se encuentra en expansión por todas las sierras de Cartagena. Se trata de un árbol extremadamente resistente a la sequía y muy importante para la fauna ya que sus frutos son consumidos por gran cantidad de aves y mamíferos que ayudan a la dispersión de la especie al ingerir sus semillas.  


La recogida del fruto es estrictamente manual.

Con las acebuchinas se produce un aceite de oliva de extraordinaria calidad que es comercializado por empresas de productos gourmet.

El lentisco (Pistacia lentiscus) es un arbusto que fue muy abundante en el pasado en el Campo de Cartagena. Era explotado antiguamente para la producción de la lentisquina, un aceite que se extraía de su fruto y que se usaba sobre todo como combustible para lámparas de aceite. Era muy apreciado porque con la combustión se producía un agradable aroma que además actuaba como sustancia antimosquitos.


La recogida de semillas de lentisco la hemos realizado en la zona de El Gorguel donde es una planta especialmente abundante.




Por último, durante octubre han empezado a madurar los frutos del palmito (Chamaerops humilis), llamados palmizones o dátiles de zorra. El palmito es una especie esencial de los ecosistemas del Mediterráneo. Sus frutos producen un alimento que es básico para multitud de especies (zorros, tejones, conejos, etc.)  durante todo el otoño e invierno. 


Recoger los frutos es sencillo con unos guantes y unas tijeras. El problema viene luego cuando hay que despulpar la semilla debido a la intensa pestilencia, como de olor a pies 'retestiñados', que echan los palmizones, pero todo sea por nuestros montes.