miércoles, 7 de diciembre de 2016

CÓMO PLANTAR UN ÁRBOL.

Puesto que esta misma semana vamos a comenzar las plantaciones de este otoño, vamos a enseñaros los pasos para plantar correctamente un árbol. 

Elegir el lugar. 

En primer lugar, hay que elegir un lugar para plantar: En ningún caso hay que plantar junto a un árbol ya crecido o junto a otro recién plantado para evitar la competencia por los nutrientes y la humedad. Guarda una cierta separación entre árboles, especialmente si son de especies grandes. 

Procura además escoger un lugar resguardado del sol y donde se recoja el agua (superficie cóncava y no convexa). 

Realizar el alcorque

El alcorque es el agujero alrededor del árbol donde se va a almacenar el agua de lluvia o de riego. 

Para hacer un buen alcorque sigue los siguientes pasos: 

1- Coloca una fila de piedras haciendo un círculo o, si la plantación es en pendiente, una media luna en contra de la dirección de la pendiente. 



2- Con la azada extrae la tierra del centro y vete echándola sobre las piedras que forman el alcorque. 




3- Esto es extremadamente imporante: La profundidad del agujero debe ser siempre superior al tamaño del cepellón de la planta. EN NINGÚN MOMENTO EL CEPELLÓN DEBE QUEDAR POR ENCIMA DEL NIVEL DE LA TIERRA. Si esto ocurre, en verano el árbol morirá al secarse las raíces. 




Si el cepellón te ha quedado por encima del nivel, debes volver a sacarlo y seguir cavando, no sirve con echar tierra por encima para taparlo. Recuerda: El hoyo nunca es demasiado profundo. 

Plantación del árbol.

4- Extrae la planta de la bandeja forestal con cuidado de no dañar la raíz. Empuja por debajo del alveolo y tira de la planta por arriba al mismo tiempo. Coloca la planta en el centro del agujero y con una mano sostenla vertical y con la otra echas tierra para dejarla presentada. 


A continuación, con la azada rellena el agujero. Si la ladera del monte está en pendiente coge la tierra del lado superior formando unas canalizaciones que desvíen el agua de lluvia hacia el alcorque. 


5- Compacta la tierra alrededor de la planta con los puños, con los pies o, mejor, con una piedra, con cuidado de no golpear la planta.


Finalizamos el trabajo.

6- Por último, recoge hierba de alrededor y crea una capa de hierba sobre la tierra donde está la planta, esto creará una capa aislante que favorecerá la retención de humedad. Si tienes protector colócalo envolviendo la planta. 


7- Coloca unas piedras alrededor de la planta para protegerla del calor y de los hervíboros.



Y con esto hemos terminado la plantación. Recuerda que siempre es mejor plantar menos árboles pero bien plantados que muchos y mal ya que un árbol mal plantado es casi seguro un árbol muerto durante el verano.

Un resumen gráfico. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario